Seguir por E-mail

domingo, 25 de marzo de 2012

LAS MATEMÁTICAS Y EL PROCESO EDUCATIVO


Teoría versus práctica

El proceso educativo es la expresión que se suele utilizar para referirse a enseñanza y aprendizaje, dualidad cuyos términos se hacen corresponder en un lenguaje coloquial con teoría y práctica. La teoría describe la forma en que se aprende y la práctica prescribe cómo las personas influimos para que se aprenda.
Hay grupos que defienden que primero hay que perfilar la teoría y luego decidir cómo hay que aplicarla y los que argumentan que es la práctica la que debe conformar la teoría.

Al impartir teoría como comúnmente se viene haciendo en las instituciones educativas, muchas veces conlleva al alumno a rechazar la matemática y tomarlo como un curso o área “tranca”, que no ve su utilidad práctica y terminan diciendo ¿de qué me sirve la matemática?
Enfocar la matemática desde un punto de vista práctico y partiendo desde la resolución de situaciones problemáticas, se genera la necesidad de aprender matemática; pues, los estudiantes tienen diferentes estrategias de abordar y solucionar un mismo problema, siendo lo primordial la solución del problema. Pues, hay modos de ascender de un nivel (de pensamiento) al siguiente y el profesor puede ayudar al alumno a encontrar esos modos. Para lograrlo necesita de una práctica y la teoría sigue de ello.

En un contraste epistemológico, poca gente discute que lo importante es aprender las matemáticas que uno va a necesitar en la vida diaria. Estudios realizados al respecto, señalan la recomendación de que las matemáticas escolares deben enfocarse a las necesidades matemáticas de la mayoría de los estudiantes que sólo las quieren para usarlas en la vida, más que para una pequeña minoría de estudiantes que necesitarán conocimientos matemáticos especializados en sus estudios universitarios o en si vida profesional (que muy bien lo puede adquirir en una academia o en la misma universidad)
Por otra parte, pensamos que lo importante es desarrollar habilidades de índole general que les sirvan para comprender la realidad en la que están inmersos, la conceptualización y significación de los procesos matemáticos generales, sabiendo dónde son aplicables y bajo que condiciones.

Lo que se quiere con esta propuesta es, también, evitar excesivas rigideces, porque cuando las matemáticas se aprenden mecánicamente, los estudiantes que aprenden algoritmos de las técnicas operativas tienen dificultades para decidir qué reglas o técnicas deben aplicar ante los casos particulares, convirtiéndose estas situaciones en problemas.

No hay comentarios: